• Marlia Bosques-Martínez

Mujeres que revolucionaron la agricultura y el mundo: Parte 2

Por: Marlia Bosques-Martínez


Barbara McClintock • 1902-1992 • Genetista de maíz • Estadounidense 

Barbara McClintock. Via the Barbara McClintock Papers, American Philosophical Society.

La familia de Barbara McClintock pensaba que casarse era más importante que estudiar. A pesar de esto, McClintock comenzó su historia de amor con la genética en 1919 mientras estudiaba en la Facultad de Agricultura de Cornell. Después de terminar su bachillerato hizo su maestría y su doctorado en genética vegetal en la Universidad de Cornell, un logro bastante excepcional para una mujer de 24 años en ese momento. Los descubrimientos pioneros de los graduados de McClintock comenzaron a poner en el mapa la investigación de la citogenética y los cromosomas del maíz. En la escuela graduada, permaneció varios años en Cornell enseñando y realizando investigaciones innovadoras con un grupo de fitomejoradores y citólogos.


Mediante técnicas de cruzamiento, McClintock estudió formas de observar los cromosomas del maíz a través de un microscopio y describió su apariencia en el híbrido resultante. Descubrió que los cromosomas híbridos eran diferentes y, en los casos en que las plantas tenían un rasgo pero no el otro, partes del cromosoma intercambiaban ubicación. Estos hallazgos fueron reconocidos como la investigación más significativa de la biología moderna. Los esfuerzos de McClintock deberían haber proporcionado suficientes credenciales para ser parte de la facultad de Cornell, pero como ella era una mujer, la facultad lo prohibió. Su tenacidad la llevó a un puesto en la Universidad de Missouri. El entorno laboral era tóxico y discriminatorio y sus posibilidades de avanzar eran casi nulas.


Barbara McClintock. Via Cold Spring Harbor Laboratory Archives (photo: Tim Mulligan)
Corn ear specimen (1945) Via the Barbara McClintock Papers, American Philosophical Society.


Después de cinco años de trabajo sobresaliente con mutaciones en los cromosomas, decidió hacer las maletas y aventurarse. McClintock encontró un lugar para plantar su maíz de forma permanente en Cold Spring Harbor. Sus experimentos demostraron que los genes podían prenderse y apagarse y cambiar de una parte del cromosoma a otra (actualmente conocida como transposición). Sus hallazgos radicales fueron recibidos con escepticismo y hostilidad. Casi dos décadas después, cuando los biólogos moleculares observaron el mismo concepto en las bacterias, la comunidad científica comenzó a reconocer sus ideas. Esta aceptación trajo muchos premios y 35 años después de publicar su trabajo en transposición, McClintock recibió el Premio Nobel.

Evangelina Villegas • 1924-2017Bioquímica y fitomejoradora • Mexicana

En un período en el que la mayoría de las mujeres mexicanas no aspiraban a la educación superior, Villegas obtuvo un bachillerato en química y biología en el Instituto Politécnico Nacional de México. Con mucho entusiasmo de comenzar su carrera, en 1950 comenzó como investigadora química en el Instituto Nacional de Nutrición de México. En un lapso de siete años, inició el Laboratorio Químico de Calidad Industrial del Trigo. Antes de que Villegas fuera reconocida por su investigación, decidió volver a la escuela y obtener su maestría en tecnología de cereales de la Universidad Estatal de Kansas y un doctorado en química de cereales y mejoramiento en Universidad Estatal de Dakota del Norte. Decidida a hacer avances en la agricultura, regresó a México para trabajar en el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) como directora del Departamento de Calidad de Proteínas y Nutrición.

Evangelina Villegas Moreno. Via CIMMYT
Izquierda a derecha: Ricardo Rodriguez; Aristeo Acosta Carreon; Norman Ernest Borlaug; Jacobo Ortega; Evangelina Villegas Moreno; Federico Castillo Chacon; Manuel Navarro Franco. Via CIMMYT

En colaboración con el Dr. Surinder Vasal, Villegas estudiaba formas de combinar la química de los cereales con diferentes técnicas de cultivo para desarrollar una variedad de maíz con un alto contenido de dos aminoácidos muy importantes, lisina y triptófano. Después de un año de horas interminables de procesamiento de muestras de maíz, la colaboración de Villegas-Vasal dio sus frutos: desarrollaron la proteína de maíz de alta calidad (QPM), una variedad con el doble de lisina y triptófano que el maíz convencional. Se realizaron ensayos de eficacia de QPM en todo el mundo, incluidos países africanos, China y partes de América Central. Los estudios mostraron que el consumo de QPM condujo a personas más saludables que también tenían un menor riesgo de trastornos de desnutrición. De hecho, un estudio del 2015 informó que los niños que consumieron QPM crecieron un 15% más que los que consumieron maíz convencional. Los arduos esfuerzos de Villegas y Vasal fueron finalmente reconocidos en 2000, lo cual la convirtió en la primera mujer en recibir el Premio Mundial de la Alimentación (World Food Prize). Villegas recibió varios otros premios por sus contribuciones que se extendieron más allá de la ciencia.

“Los esfuerzos de los Drxs. Villegas y Vasal han sentado las bases de la que será una de las contribuciones más importantes a la seguridad alimentaria en la historia de la humanidad ”, expresó el exdirector general del CIMMYT, Timothy Reeves.

Dolores Huerta • 1930-Presente • Activista • Mexicoamericana


Dolores Huerta. Via Jay L. Clendenin from Los Angeles Times

La semilla de activismo de Dolores Huerta (documental) se plantó a una edad temprana viendo a su padre como un trabajador agrícola y activista sindical y a su madre como una empresaria muy involucrada en los asuntos comunitarios. Huerta obtuvo una credencial docente provisional en el Delta College de la Universidad del Pacífico. Enseñó brevemente a los niños, pero renunció porque ya no podía soportar presenciar las malas condiciones de vida de sus alumnos. Esta experiencia la animó a participar en el activismo laboral y en su jornada de justicia para los trabajadores agrícolas y más allá.


Huerta descubrió su vocación cuando co-fundó el Capítulo de Stockton de la Organización de Servicio Comunitario (CSO) y fundó la Asociación de Trabajadores Agrícolas. Estos movimientos de base llevaron a campañas de registro de votantes y presionaron a los gobiernos locales para mejorar las condiciones de vida de los latinos. A través de CSO, Huerta conoció a un colega de ideas afines, César Chávez, con quien fundó la Asociación Nacional de Trabajadores Agrícolas (actualmente la Unión de Trabajadores Agrícolas). Como equipo intrépido, Chávez organizó las huelgas de los trabajadores agrícolas y Huerta presionó y negoció contratos.


Dolores Huerta. Via George Ballis
Dolores Huerta organizando trabajdores agrícolas en Coachella, California.Via George Ballis

El sindicato primero se enfrentó a los viticultores del Valle de Coachella para mejorar las condiciones laborales y aumentar los salarios. Después de varios años de arduo trabajo, el sindicato firmó un acuerdo con los viticultores que inició beneficios de desempleo y salud y redujo la aplicación de pesticidas nocivos. A pesar de la discriminación étnica y de género, Huerta lideró un boicot nacional de las uvas de California que resultó en la Ley de Relaciones Laborales Agrícolas de California de 1975, la primera ley que permitió a lxs trabajadorxs agrícolas sindicalizarse y luchar por mejores condiciones y salarios. Durante una de sus campañas, la infame frase “Sí se puede” se convirtió en el lema del movimiento por los derechos de los inmigrantes. A lo largo de los años 80, siguió presionando para mejorar la representación legislativa de lxs trabajadorxs.


Hasta el día de hoy, Huerta usa una lente interseccional para desafiar la discriminación de género en el movimiento de trabajadores agrícolas y trabaja para elegir a más latinxs y mujeres para cargos políticos. Como fundadora y presidenta de la Fundación Dolores Huerta, aboga por los inmigrantes trabajadores pobres y viaja por todo el país participando en campañas y legislación de derechos civiles. Huerta ha recibido muchos honores, incluido el Premio Eleanor Roosevelt, la Medalla Presidencial de la Libertad y fue la primera latina en ingresar al Salón de la Fama Nacional de E.E.U.U.

Maria Isabel Andrade • 1958-Presente • Fitomejoradora • Caboverdiana (Africana)

Maria Isabel Andrade ofreciendo un postre de yuca. Via Sara Quinn/CIP

Aunque los padres de María Isabel Andrade tenían una educación formal limitada, valoraban la importancia de la educación y la animaban a seguir estudiando. Andrade era maestra de secundaria antes de ser reconocida por USAID para asistir a la universidad en Estados Unidos. La Beca del Instituto Afroamericano le abrió la puerta para estudiar agronomía en la Universidad de Arizona, donde obtuvo su B.Sc. y M.Sc. en genética vegetal. Con la ayuda financiera de USAID, obtuvo su Ph.D. en fitomejoramiento y fisiología en North Carolina State University. Andrade desarrolló rápidamente una pasión por un cultivo que el mundo había olvidado durante mucho tiempo, el camote. Aprendió que los cultivos biofortificados brindan importantes beneficios nutricionales a las personas desnutridas, por lo que asumió un papel de liderazgo para mejorar la seguridad alimentaria en África.


El trabajo pionero de Andrade comenzó en el Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA) en Mozambique como agrónomo regional de yuca y camote. Bajo su liderazgo, el IITA lanzó nueve variedades tolerantes a la sequía que se distribuyeron a lxs agricultorxs de Mozambique. Andrade también coordinó un proyecto de cinco años que permitió a más de un millón de agricultorxs recibir material de siembra de las mejores variedades de yuca y camote de alto rendimiento. En 2006, se unió al Centro Internacional de la Papa (CIP) para liderar la Acción de la batata para la seguridad y la salud en África y trabajó en el mejoramiento de variedades de batata tolerantes a la sequía en colaboración con los fitomejoradores de África. En tres años, Andrade y su equipo lanzaron 41 nuevas variedades, 30 de las cuales son provitamina A, variedades de pulpa naranja y 20 de las cuales son tolerantes a la sequía. Se distribuyeron variedades de alto rendimiento a 123.000 hogares y medio millón de agricultorxs adoptaron variedades tolerantes a la sequía.

Maria Isabel Andrade en la Universidad Estatal de Carolina del Norte. Via Hugh Rutherford for CIP
Maria Isabel Andrade en una finca de yuca. Via CIP Staff

A lo largo de los años, la capacidad de Andrade para incorporar el enfoque de la cadena de valor y reconocer la importancia de la colaboración con nutricionistas y economistas agrícolas ha tenido como resultado la mejora de la seguridad alimentaria, la desnutrición y la generación de ingresos. Su contribución a su campo y más allá le ha otorgado el Premio Mundial de la Alimentación 2016 y el Premio Swaminathan de Protección Ambiental 2017. Andrade actualmente trabaja como gerente de país del CIP en Mozambique atendiendo solicitudes de funcionarixs y entidades gubernamentales.


Andrade expresó a un periodista: “Mi trabajo en el camote significa que la gente no tiene que irse a dormir sin cenar… se siente bien. No podemos hacer todo, pero hacemos todo lo posible para reducir el sufrimiento de una o dos personas”


Temple Grandin • 1947-presente • Científica animal • Estadounidense


Temple Grandin (película de HBO) fue diagnosticada con autismo cuando era una niña y desde entonces recibió terapia para reforzar las habilidades comunicativas. Su profunda conexión con los animales comenzó cuando visitó el rancho de su tía, donde notó que tanto ella como los animales dependen de estímulos visuales para navegar por el mundo. Independientemente de los obstáculos, Grandin obtuvo un bachillerato en psicología de Franklin Pierce College. Como editora del Arizona Farmer Ranchman, notó que los métodos utilizados para sacrificar ganado causaban una gran cantidad de estrés y ansiedad. Esta experiencia la instigó a obtener una maestría en ciencia animal de la Universidad Estatal de Arizona, seguida de un doctorado en Ciencia Animal de la Universidad de Illinois, Urbana-Champaign.


Al finalizar su maestría, fundó su propia empresa, Grandin Livestock Handling Systems. La extrema sensibilidad de Grandin al ruido y los estímulos visuales le permitió convertirse en una experta en el manejo de animales en mataderos. Sus diseños permiten que las instalaciones ganaderas eliminen el dolor y el miedo del proceso de sacrificio. Aunque es controversial para muchos, la voluntad de Grandin de trabajar con empresas de comida rápida y mataderos ha mejorado significativamente el tratamiento de los animales en todo el mundo. A partir de sus muchas contribuciones, desarrolló un sistema de puntuación objetivo para evaluar el manejo de ganado y cerdos que mejoró el bienestar animal en muchas grandes empresas.

Temple Grandin con cows. Via Rosalie Winard

En la década de 1980, Grandin se hizo públicamente conocida en los círculos de defensa del autismo y desde entonces ha ayudado y educado activamente sobre el trastorno del espectro autista. En el libro de Oliver Sack, "An Anthropologist on Mars", describe la narrativa personal de Grandin sobre el autismo junto con sus logros innovadores. Grandin también es autora de “Emergence: Labeled Autistic”, “Think in Pictures”, y co-autora de “Developing Talents: Careers for Individuals with Asperger Syndrome and Autism” y “Unwritten Rules of Social Relationships”. En el ámbito de la ciencia animal, ha escrito más de 400 artículos y ha escrito varios libros, incluidos “Animals in Translation” y “Animals Makes us Human”. Grandin es una defensora de la neurodiversidad y cree que sus contribuciones fueron posibles debido a su conciencia y sensibilidad que resultan del autismo. Actualmente, es profesora asociada en la Universidad Estatal de Colorado, donde enseña e investiga el tratamiento y el bienestar de los animales.


Hay innumerables mujeres exitosas dignas de elogios y mucho más por venir a medida que la agricultura avance. En los países en desarrollo, las mujeres representan el 43% de la fuerza laboral agrícola. Las mujeres son la columna vertebral de la agricultura, pero no reciben el mismo salario, derechos y respeto que sus contrapartes masculinas.


Únase a #WomenInAgScience para honrar a todas las mujeres asombrosas, pasadas y presentes, que han revolucionado el mundo y comparten nuestro amor por la agricultura.

¿Qué mujer te inspira a ti?


Referencias:

Andrade, Mwanga, Low and Bouis. (2016). Retrieved from World Food Prize website: https://www.worldfoodprize.org/en/laureates/2010__2017_laureates/2016__andrade_mwanga_low_and_bouis/


Biography: Temple Grandin Ph.D. (n.d.). Retrieved from Temple Grandin Website website: https://www.grandin.com/temple.html


Brennan, C. (2006). Temple Grandin Biography. Retrieved from Encyclopedia of World Biography website: https://www.notablebiographies.com/newsmakers2/2006-Ei-La/Grandin-Temple.html


Dolores Huerta. (2020). Retrieved from Dolores Huerta Foundation website: https://doloreshuerta.org/dolores-huerta/


Lopez, A. (2017). Evangelina Villegas Moreno: la bioquímica que desarrolló la QPM. Retrieved from Mujeres Con Ciencia website:

https://mujeresconciencia.com/2017/12/12/evangelina-villegas-moreno-la-bioquimica-desarrollo-la-qpm-ciencia-la-desnutricion/


Low, J. W., & Carey, E. (2019). Maria Isabel Andrade. Plant Breeding Reviews, 1–30. https://doi.org/10.1002/9781119616801.ch1


Michals, D. (2015). Dolores Huerta . Retrieved June 27, 2020, from National Women’s History Museum website: https://www.womenshistory.org/education-resources/biographies/dolores-huerta


Pearse, Y. (2018). Meet Barbara McClintock, who used corn to decipher “jumping genes.” Retrieved from Massive Science website: https://massivesci.com/articles/barbara-mcclintock-nobel-corntent/


Ravindran, S. (2021). Barbara McClintock and the discovery of jumping genes. PNAS, 109(50), 20198–20199. https://doi.org/10.1073/pnas.1219372109


Take a bite out of Maria Andrade. (2017, September). Retrieved June 27, 2020, from International Potato Center website: https://cipotato.org/blog/take-a-bite-out-of-maria-andrade/


Vasal and Villegas. (2000). Retrieved from The World Food Prize website: https://www.worldfoodprize.org/en/laureates/20002009_laureates/2000_vasal_and_villegas/


Este artículo fue traducido por Patricia Marie Cordero-Irrizary.

Puedes encontrar la versión en inglés del artículo aquí

10 views0 comments

© 2019 by Women in Ag Science. 
 

  • White Instagram Icon
  • w-facebook
  • Twitter Clean

CONNECT​ WITH US:​​