• Marlia Bosques-Martínez

Conoce a la Dra. Laura-Anne Minkoff-Zern, Profesora de Estudios Alimentarios

La Dra. Laura-Anne Minkoff-Zern explora las interacciones entre la comida y la justicia racial para crear un lugar más sostenible, equitativo e inclusivo para los agricultores inmigrantes.



La Dra. Laura-Anne Minkoff-Zern es profesora auxiliar en la Universidad de Syracuse (Syracuse University) en Nueva York, donde se especializa en estudios alimentarios y es la ex-presidenta del Grupo de Especialidades en Geografías de Alimentos y Agricultura de la Asociación de Geógrafos Estadounidenses (Geographies of Food and Agriculture Specialty Group of the Association of American Geographers).



Su investigación y docencia explora las interacciones entre la comida y la justicia racial, y la política ambiental y agrícola transnacional. Este trabajo se basa en su amplia experiencia con proyectos de desarrollo sostenible y biodiversidad agrícola en el extranjero, combinada con la investigación sobre problemas de salud de los migrantes. Uno de sus proyectos actuales se centra en el programa de visas H-2A para trabajadores agrícolas temporales. Este programa permite a los EE. UU. contratar mano de obra extranjera para ocupar puestos laborales que actualmente ocupan trabajadores indocumentados. La otra área de investigación nueva de Laura-Anne trabaja en jardinería y salud mental de refugiados con base en Syracuse.


¡Próxima publicación del libro!

Su próximo libro “The New American Farmer: Immigration, Race, and the Struggle for Sustainability” estará disponible en octubre de 2019, así como acceso abierto en línea a través de MIT Press. En los últimos diez años, Laura-Anne ha estado explorando preguntas sobre las fincas de inmigrantes en los Estados Unidos. Ella ha investigado en cinco estados diferentes tratando de obtener una amplia sección de los Estados Unidos, donde entrevistó a agricultores inmigrantes. Laura se enfoca principalmente en personas que fueron inmigrantes de primera generación que han sido propietarios de granjas y trabajadores agrícolas. A pesar de que tiene este libro a la venta, la Dra. Minkoff-Zern explica que esta investigación aún está en progreso y se está contactando con organizaciones como el programa Small Farms de la Universidad de Cornell que también están ayudando a les trabajadores agrícolas inmigrantes a hacer la transición para ser propietarixs de sus fincas.


“Creo que la gente se está volviendo cada vez más consciente de que esto [inmigrantes propietaries de granjas] está sucediendo, especialmente cuando vemos una generación jubilada de granjeros blancos, o como el USDA los llama: granjeros tradicionales. Creo que son realmente necesarios [inmigrantes] y un grupo importante de personas que a menudo se pasan por alto. Cuando miramos la agricultura hoy, les inmigrantes no solo son trabajadores, sino que tienen conocimiento en agricultura, son muy hábiles y tienen más barreras para poseer tierras y comenzar un negocio.”



Laura-Anne encontró su pasión por la agricultura sostenible durante sus estudios subgraduados

Laura-Anne comenzó en el campo de los recursos naturales, pero rápidamente descubrió un gran interés por la relación entre las personas y el medio ambiente, en particular la justicia social. Ahora se puede estudiar agricultura sostenible en varios lugares, pero hace 20 años no existían estos programas. Como estudiante, la Dra. Minkoff-Zern creó una especialización en la que eligió clases que se centraban en el tema principal de la agricultura sostenible en la Universidad de Cornell. Ella tomó clases desde antropología hasta desarrollo internacional y terminó haciendo investigación en Guatemala. En esta experiencia en el extranjero, Laura-Anne tomó conciencia de los sistemas de conocimiento indígenas y de cómo se contrastan y relacionaban con la agricultura industrial actual. La exposición de Laura-Anne en Guatemala despertó un interés particular en la permacultura y el conocimiento agrícola indígena.


Cuando Laura-Anne regresó a los EE. UU., ella estaba decidida a aprender sobre el sistema agrícola y, en particular, el sistema alimentario sostenible. Sabiendo que la mayor parte de nuestra comida, incluso nuestra comida orgánica, proviene de California, decidió trabajar en una granja orgánica en California durante aproximadamente un año. Consideró ser una granjera, pero se dio cuenta de que sus ideas poco realistas sobre la agricultura le impedirían sobresalir.


“Es un trabajo muy duro y requiere mucho conocimiento técnico, y no lo disfruté. Lo que encontré fue que disfruté mucho hablar con les trabajadores en el campo y pude conectar el trabajo que había hecho en Guatemala con mis conversaciones con inmigrantes mexicanos en California. Así que volví a interesarme en sus conocimientos, en las personas que trabajaban en el campo y en lo que aportan además de su trabajo.”


A partir de esta experiencia, Laura-Anne decidió hacer un Ph.D. en Geografía en la Universidad de California-Berkeley. Ella quería explorar más el conocimiento de les trabajadores en los campos de California. Su proyecto se centró en la seguridad alimentaria de les trabajadores agrícolas, particularmente dentro de la comunidad de trabajadores agrícolas indígenas. Laura-Anne estaba investigando cómo estaban usando su propio conocimiento agrícola para hacer frente a la inseguridad alimentaria y su proyecto conectaba el conocimiento indígena con el trabajo agrícola y la inmigración.


“Lo que descubrí es que muchos trabajadores agrícolas están tratando de comenzar sus propias granjas en California. Eso era algo que la gente me decía que era imposible. “Les trabajadores agrícolas no pueden comenzar su propia granja. Les inmigrantes no pueden comenzar su propia granja; es demasiado difícil." Descubrí que incluso en California, uno de los lugares más difíciles económicamente para hacerlo, la gente lo estaba haciendo."

Superando la adversidad

Laura-Anne tuvo su primera hija durante su experiencia postdoctoral. Desafortunadamente, ella no estaba en un ambiente de apoyo y tenía desafíos particulares para ir al trabajo.

“No estar en una posición segura y no tener mucho apoyo de mis colegas fue realmente desalentador. En ese momento solicité un puesto permanente que no conseguí, pero parece bastante relacionado al hecho de que tenía un bebé. Probablemente hubo discriminación y, al final, no es un trabajo que quería."

Laura-Anne describe la experiencia como una que le abrió los ojos, que incluso si hace todo bien, aún puede encontrarse con desafíos que no son su culpa. No obstante, Laura-Anne está muy agradecida por su entorno laboral actual y se siente muy afortunada y privilegiada de haber terminado en la Universidad de Syracuse.


El proceso de permanencia es desafiante pero no imposible

¡Laura-Anne acaba de enviar su documentación final para la permanencia! Ella explica que ha habido muchos desafíos, particularmente ser mujer y tener dos hijas durante el proceso. Sin embargo, se siente agradecida porque actualmente se encuentra en un entorno académico muy favorable y tuvo una licencia por maternidad decente.


Lo más importante para Laura-Anne es mantener la coherencia con su trabajo y asegurarse siempre de tener pequeñas metas alcanzables. Especialmente, cuando estaba embarazada de sus hijas, estableció un horario de trabajo y trató de cumplirlo. Con la segunda hija de Laura-Anne, se propuso obtener un contrato de libros antes de nacer porque sabía que la haría responsable.



“Tener hijos en el camino de la permanencia es complicado, y creo que tuve que mantenerme realmente organizada. Ha sido muy importante mantenerme increíblemente organizada con mi horario y asegurarme de tener un tiempo reservado para cuidarme. En cierto modo, depende de tu personalidad, pero necesito separar mi vida laboral y mi vida en el hogar, por lo que no trabajo después tarde en la noche y los fines de semana. Tengo mi tiempo con mi familia y mi tiempo donde trabajo. Creo que ha sido importante para mi éxito porque cuando estoy trabajando, sé que no me preocupan otras cosas."


El otro consejo de Laura-Anne es no ser perfeccionista, especialmente cuando estás en la escuela graduada. “Una disertación hecha es el mejor tipo de disertación. Si terminas el borrador de un artículo, no te preocupes, solo envíalo y espera comentarios." Ella dice de su propia experiencia que siempre hay más lectura y trabajo que hacer, pero tienes que poner tus propias limitaciones para no agotarte. Al final, lograrás más cosas.


Confía en tu propia voz

“Creo que se necesita tiempo y experiencia para creer realmente en uno mismo, pero cuanto más te expongas, más rápido sucederá. Especialmente para las mujeres, creo que simplemente no estamos socializadas de la misma manera para confiar en que tenemos una voz en la sala. Ya sea en un seminario o una conferencia, no tenga miedo de compartir su trabajo y hablar y que su voz sea escuchada. Cree que realmente tienes una perspectiva única y entiendes las cosas. Confía en tu propia voz y que estás haciendo algo importante."

El tiempo de inactividad es necesario para su bienestar mental

Además de pasar tiempo con su familia, Laura-Anne le gusta correr, andar en bicicleta, nadar y hacer yoga. Ella explica que es necesario tomarse un tiempo para hacer ejercicios porque con todo lo que sucede en el trabajo y en el mundo, ayuda a que su salud mental y su motivación se mantenga centrada.



Incluir a las MUJERES en las ciencias agrícolas es fundamental para el progreso


Laura-Anne explica que la perspectiva de las mujeres es muy importante porque las mujeres realizan una gran cantidad de trabajo. En el curso subgraduado, "Labor Across the Food Chain", que imparte Laura-Anne, se dio cuenta de que les estudiantes saben que las mujeres hacen la mayor parte de la cocina, sin embargo, les estudiantes no saben que, a nivel mundial, las mujeres también hacen la mayor parte de la producción de alimentos. Laura-Anne enseña que la mayoría de los agricultores, especialmente los de pequeña escala, siguen siendo mujeres y tienen el menor poder en la toma de decisiones. Las mujeres hacen la mayor parte del trabajo en la agricultura, por lo que tener mujeres en investigación y extensión es realmente importante para prestar atención a esas diferencias.


“Tiene que ver con el hecho de que la alimentación nos afecta a todos y si no tenemos diferentes perspectivas sobre cómo estudiamos y entendemos el sistema alimentario, no vamos a tomar buenas decisiones. Es solo una perspectiva holística de un sistema alimentario, por lo que, ya sea el consumo, el acceso o la producción de alimentos, las personas se están dando cuenta lentamente de que los alimentos están muy racializados tanto en términos de producción como de consumo. Necesitamos la perspectiva de las mujeres para hacer las preguntas correctas y encontrar las respuestas correctas."

¡Laura-Anne quiere que revises estos excelentes recursos!


Food Chain Worker Alliance-Coalición de organizaciones de trabajadores cuyos miembros siembran, cosechan, procesan, empacan, transportan, preparan, sirven y venden alimentos, organizándose para mejorar los salarios y las condiciones laborales de todes les trabajadores a lo largo de la cadena alimentaria.


Lideres Campesinas- Red de Liderazgo de Mujeres Trabajadoras Agrícolas


Además, ¡no olvide consultar el nuevo libro de Laura! The New American Farmer: Immigration, Race, and the Struggle for Sustainability


Puedes encontrar a la Dra. Minkoff-Zern at: lminkoff@syr.edu


¡Gracias, Dr. Minkoff-Zern, por compartir su historia con nosotros! -EQUIPO DE WAGS


La entrevista de Minkoff-Zern fue transcrita por la cofundadora de WAGS: Marlia Bosques Martínez.


Este artículo fue traducido por la co-fundadora de WAGS,

Ana Maria Vazquez-Catoni.


Puedes encontrar la versión en inglés del artículo aquí.

© 2019 by Women in Ag Science. 
 

  • White Instagram Icon
  • w-facebook
  • Twitter Clean

CONNECT​ WITH US:​​